Una noche en la posada, un día con los racistas

WTF?! “¿Qué es esto?” ¡Vuelve a la entrada principal, muggle!

Aviso: la siguiente historia es verídica, y también es muy, muy políticamente incorrecta. Léela bajo tu propia voluntad. También contiene numerosos errores ortográficos y de autoedición.

(1) El título original de la historia es A Night At The Inn, A Day At The Racists, que es un juego de palabras basado en las películas de los Hermanos Marx Una noche en Casablanca (A Night at Casablanca, A. Mayo, 1946) y Un día en las carreras (A Day at the Races, S. Wood, 1937).
Dungeons and Dragons (1ª edición)
(2) Dungeons & Dragons, joder. Dragones y Mazmorras.El juego de rol más famoso de la historia, desde 1973 hasta la actualidad. Desde TSR hasta Wizards of the Coast. Desde Gary Gygax hasta Monte Cook. Fantasía medieval. Enanos. Elfos. Orcos. Medio-Orcos. Espadas. Brujería. Listas de hechizos. Tiradas de salvación. Beholders. Los Reinos Olvidados. La Dragonlance. No, si a veces preguntáis unas cosas…
(3)
Los nombres originales de los nuevos jugadores que no estaban en la partida anterior son Cheating Bastard (Bastardo Tramposo) y Short Span Larry (Despistado Larry).
(4)
Los/as halflings son los medianos. Algo así como los hobbits de D&D.

De alguna manera me encontré de vuelta en el sótano de El Disgusto. Psicópata Dave había decidido que era su turno de intentar dirigir una partida de D&D (2). El Disgusto, El Capullo, Bastardo Tramposo, El Pervertido, Despistado Larry y vuestro seguro servidor éramos los jugadores (3). Tenía curiosidad por ver cómo Psicópata Dave dirigiría una partida; estaba seguro de que no podía ser peor que la mazmorra de El Pervertido, donde la sala del tesoro era una habitación llena de halflings desnudas, maniatadas y empaladas con estacas hechizadas con sortilegios de Permanencia y Lubricación. (4)

Qué equivocado estaba. Qué equivocado estaba…

Psicópata Dave: “Aún temblando después de vuestro encuentro con la Mujer Gigante de la Cabeza en Forma de Manzana Enana, os dirigís hacia la posada. La lluvia es fría, fría… como la lluvia fría.”

El Disgusto: “Yo sigo agarrado a los bajos del carromato… ¡al estilo ninja!”

Psicópata Dave: “Supongo que eres consciente de que nadie sabe ni tan siquiera que estás ahí.”

El Disgusto: “Bien.”

Psicópata Dave: “Y sabes que esta es ya la tercera sesión de la campaña.”

El Disgusto: “Los caminos del ninja son difíciles de entender e inescrutables.”

Psicópata Dave: “Vale. Tira los dados a ver si aguantas agarrado.”

Yo: “Tenemos que estar en guardia, aún no sabemos quién nos trajo aquí ni por qué.”

El Capullo: “Mi guerrero está listo para cualquier cosa, excepto para criaturas que chupen puntos de vida. Rehúso entrar en ninguna mazmorra o mausoleo.”

Yo: “Huh, ya sabes que este juego se llama Dragones y MAZMORRAS.”

El Capullo: “He trabajado jodidamente duro para llegar al segundo nivel como para perderlo todo por una jodida Furia.” (5)

Despistado Larry: “¡Ey, guay! ¡Cinemax!”

El Pervertido: “¡Ey, guay! ¡Shannon Whirry!” (6)

Yo: “Oye, ¿estás aquí para jugar, o qué?”

Wraith (Dungeons & Dragons)
(5) Las furias, o Wraiths, son una de las muchas criaturas de D&D.

Despistado Larry: “Puedo hacer las dos cosas. Tan sólo avísame cuando sea mi turno de atacar a la Mujer de la Cabeza en Forma de Manzana Enana.”

Psicópata Dave: “Después de unas horas de viaje, finalmente llegáis a la posada. Este es el lugar donde finalmente os encontraréis por la mañana con vuestro patrón, el misterioso mago Shickelgruber.”

Bastardo Tramposo: “¿Por qué me resulta tan familiar ese nombre?”

Yo: “Paro el carromato en frente de la posada.”

Psicópata Dave: “Tira los dados.”

Yo: “Esto ya se está saliendo de madre.”

Psicópata Dave: “Tira los dados.”

Yo: “¿Tengo que tirar los dados para parar el puñetero carromato?”

Psicópata Dave: “Tú eres el que ha dicho que, de repente, quieres parar el carromato. ¿Alguna vez has oído hablar de frenar antes de parar?”

Shannon Whirry (foto)
(6) Shannon Whirry es una actriz (digámoslo así) de películas “S” (softcore, o porno suave). En los noventa, “dio el salto” hacia el cine tradicional.

Yo: “No sabía que tenía que ser tan específico. Vale, primero freno el carromato y luego…”

Psicópata Dave: “Demasiado tarde. Ya lo habías dicho. Tira a ver si puedes detener el carromato sin estrellarlo, a no ser que quieras seguir lamentándote y quejándote otro rato más.”

(Tirada)

Yo: “Mierda.”

Psicópata Dave: “Vale. El carromato vuelca. Todo el mundo tiene que hacer una tirada de salvación contra la muerte. Sí, Larry, tú también.”

Como veis, pronto me percaté de que Psicópata Dave dirigía sus partidas más o menos de la misma manera en que Warwick Davis concedía deseos en la película Leprechaun. Todo lo que decías que tu personaje iba a hacer era examinado con lupa para joderte lo máximo posible, y los dados eran la ley. Él era el único tío que conozco que usaba tablas de encuentros aleatorios con monstruos para La Llamada de Cthulhu. Creedme, no habéis vivido nada hasta que no habéis tenido un personaje que se haya vuelto loco por ver a un Ángel Descarnado de la Noche sentado en un retrete público leyendo una copia del Necronomicón. (7)

NightGaunt (La Llamada de Cthuhlu)
(7) La Llamada de Cthulhu es un juego de rol mítico donde los haya, publicado originalmente por Chaosium en 1981 (Wizards of the Coast publicó en el 2002 una versión que utilizaba el sistema d20). Puedes consultar la nota extendida al final de la historia.

(Tirada) (Tirada) (Consulta a la tabla y tirada) (Tirada) (Tirada y codazo)

Bastardo Tramposo: “¡He sacado un 20!”

El Capullo: “No me puedo creer que el carromato me cayera en la cabeza.”

Bastardo Tramposo: “No me puedo creer que se te cayera un ojo de su cuenca. ¿Qué clase de tablas de críticos son esas?”

Psicópata Dave: “La clase que usan los hombres de verdad. Os he estado mimando con esas tablas de críticos de Arduin durante demasiado puto tiempo.” (8)

Despistado Larry: “¿Me estoy desangrando?”

Psicópata Dave: “No.”

El Disgusto: “Dado que mi ninja estaba bajo el carromato, salto hacia las sombras y observo al grupo.”

Psicópata Dave: “Tira los dados.”

(Tirada)

Despistado Larry: “¿Me estoy desangrando?”

Yo: “Huh… ¿dónde está Lamont?”

El Disgusto: “Mis padres se lo llevaron de acampada. ¿Te puedes creer que el puñetero veterinario dice que el perro está sufriendo de estrés? ¡Estrés! ¿Pero qué coño hace un perro para estar estresado por algo?”

El Pervertido: “Bueno, estoy seguro de que si pudiera lamérmela a mí mismo yo no…”

Yo: “¿Por qué no fuiste con ellos?”

El Disgusto: “¿De acampada? ¿Por qué iba yo a querer ir de acampada? ¡La naturaleza mata! ¿No has aprendido nada de las tablas de encuentros en el campo?”

El Pervertido: “Yo entro en la posada a por un trago.”

The Arduin Grimoires (portada)
(8) Arduin fue un juego de rol que apareció en 1977, en tiempos de las primeras versiones de D&D. Puedes consultar la nota extendida al final de la historia.

Yo: “¿Y qué pasa con el carromato?”

El Pervertido: “Lo dejamos ahí. Ni que hubiéramos pagado por él.”

Psicópata Dave: “¿Entráis todos en la taberna? Haced una tirada de destreza para ver si resbaláis en el barro.”

Despistado Larry: “¿Me estoy desangrando?”

(Tirada) (Tirada) (Consulta a la tabla y tirada) (Tirada) (Tirada y codazo)

La posada era una especie de club de striptease medieval donde las tías llevaban tangas y collares de perro, y, básicamente, nada más. Encontramos una mesa y pedimos las bebidas, y esperamos a que llegara el mago. Algunas de las chicas intentaron ofrecernos bailes en la propia mesa, y los que aceptaron tuvieron que hacer tiradas de salvación contra la petrificación.

Yo: “Echo un vistazo a la habitación y bebo un trago.”

Psicópata Dave: “Tira salvación contra venenos, para ver si te emborrachas.”

Yo: “¡No! ¡Eso es una gilipollez!”

Psicópata Dave: “Limítate a tirar los puñeteros dados, por el amor de Dios.”

Yo: “¡Soy un enano! ¡Un enano! ¡No hay ninguna forma de que un enano se emborrache con una mierda de cerveza humana!”

Psicópata Dave: “Hmmmm. Sé lo que quieres decir.”

Despistado Larry: “¿Qué tienes de beber por aquí?”

El Disgusto: “Nada.”

Despistado Larry: “¿No te dejaron comida tus padres?”

Warhammer (miniatura)
No me puedo creer que no sepas qué es Warhammer. Claro que, si eres el mismo que antes preguntó que era D&D… Por si acaso te diré que es un juego de guerra con miniaturas diseñado por Games Workshop, que tiene diversas encarnaciones (las más famosas son el Warhammer estándar, que tiene ejércitos de fantasía, y el Warhammer 40.000 que añade conceptos de ciencia-ficción), que la gente se curra muchísimo el pintado de las miniaturas, y que si de verdad te aficionas vas a necesitar cantidades ingentes de pasta gansa…
Por cierto, hay un juego de rol basado en Warhammer llamado (prepárate para la sorpresa) Warhammer Fantasía (Warhammer Fantasy Roleplay en el original), y que según he leído por ahí, está más que bien a pesar de su antigüedad.

El Disgusto: “Me dejaron algo de pasta para comida, pero decidí que estaría mejor empleada en miniaturas de Warhammer.” (9)

Despistado Larry: “Vale, beberé un vaso de agua.”

El Disgusto: “Y UNA MIERDA. Si ensucias cualquiera de esos vasos tendré que lavarlo luego y paso de hacerlo. Bebe del grifo o no bebas en absoluto.”

El Capullo: “Yo busco a alguien con quien meterme.”

Bastardo Tramposo: “Yo le ayudo.”

Psicópata Dave: “Haced una tirada de detección de trampas.”

El Pervertido: “Yo pago los servicios de una tía durante toda la noche.”

Psicópata Dave: “Haz una tirada de carisma… oh, y Ab3, tira un d20.”

(Tirada) (Tirada)

Psicópata Dave: “Vale, tú encuentras una compañera para la noche, y Ab3, has fallado tu tirada de salvación contra venenos y coges un buen pedo.”

Emborracharse en una partida como esta no era recomendable. El máster “simulaba” la borrachera haciendo que cada uno de los otros jugadores dictaran lo que hacía tu personaje durante cinco minutos. Así que mi enano empezó a cantar melodías de programas de la tele mientras se colgaba de un candelabro con una escupidera medio llena como casco. Y la noche en la posada continuaba.

Yo: “Bueno, ya debe ser medianoche. Quizá simplemente deberíamos avanzar el tiempo hasta la mañana para encontrarnos con el mago.”

El Disgusto: “¡Ooooh! ¡Ooooh! ¡Su enano ha cogido una cogorza y él no para de quejarse!”

Yo: “No me estoy quejando y, ¡hey!, al menos mi personaje interacciona con el resto del grupo.”

El Disgusto: “Bah, estás cabreado porque tú no eres un ninja. ¿Por cierto, qué tal veo todo desde el tejado?”

Psicópata Dave: “Sigue lloviendo.”

El Pervertido: “Hey, me voy a tirar a esa puta del saloon, al estilo John Norman.”

Despistado Larry: “¿Quién?”

Crónicas de Gor (John Norman)
(10) La serie de novelas de Gor (Crónicas de Gor) tienen lugar en… bueno, en el mundo de Gor (¡oooh!). Es un mundo de fantasía tipo “Espada y Brujería”, más o menos, tradicional (al estilo de Conan, el Bárbaro), en el que la población femenina suele estar esclavizada por la masculina, y buena parte de sus historias suelen incluir una cierta dosis de erotismo… y muchas dosis de testosterona, guerreros sudorosos y machismo variado (TM). Fueron muy famosas en su época. Y no tan malas como mi descripción parece indicar.

El Pervertido: “John Norman… el que escribió las novelas de Gor. Me enseñaron todo lo que jamás necesité saber sobre las mujeres.” (10)

Yo: “Por cierto, ¿qué tal va el tema ese de la orden de restricción?”

El Pervertido: “Ya he dejado a esa tía. Ahora creo que la chica del cine está cachonda por mí. Hay algo en la forma que tiene de decirme: ¿Las quieres con sabor a mantequilla?

El Capullo: “¿Y qué pasa conmigo? ¿Cuándo voy a tener mi pelea de bar?”

Psicópata Dave: “Bueno, ves a un chaval nervioso y delgado en la barra.”

El Capullo: “Me acerco a él y le doy un empujón.”

Bastardo Tramposo: “Yo le sigo.”

Psicópata Dave: “El tío está en la barra tomándose un Shirley Temple”. (11)

Yo: “No creo que una taberna medieval sirva Shirley Temples.”

Psicópata Dave: “Vale. Se está tomando un Shirley Temple al Estilo Antiguo.”

El Capullo: “Le empujo.”

Psicópata Dave: “Tira a ver si le das.”

(Tirada)

Bastardo Tramposo: “Le digo al chaval: No le gustas.”

Psicópata Dave: “El chaval se encoge y dice: Lo siento.”

Shirley Temple (bebida)
(11) Un “Shirley Temple” es un cóctel que se hace con soda o Seven-Up, granadina, naranja y una cereza. Las cosas que aprende uno traduciendo estas historias…

El Capullo: “Le empujo otra vez.”

Bastardo Tramposo: “Le digo: A mí tampoco me gustas. Vigila lo que haces. Somos fugitivos. Yo tengo una sentencia de muerte en doce reinos…” (12)

Yo ya veía a dónde iba a parar esto. Creo que El Capullo era el único que no se daba cuenta. Lo más sorprendente de todo esto es que, gracias a las tablas de críticos y pifias que había hecho Psicópata Dave, su samurái consiguió, de alguna manera, cortarse la cabeza a sí mismo.

Finalmente, mi personaje recuperó algún grado de sobriedad y se retiró a sus aposentos para esperar a la mañana y al temido mago Shickelgruber, pero la noche en la posada parecía no tener fin a la vista.

Psicópata Dave: “Fallas tu tirada y te resbalas en un charco de sangre. Tira un d6 para ver cuántos dientes se te caen.”

Bastardo Tramposo: “¡Reto al puto vikingo a un pulso!”

El Capullo: “Dicen que tu cabeza puede vivir un rato separada del cuerpo, así que intento llamar a mi Dios.”

El Pervertido: “¡Yo sigo tirándome a la puta del saloon!”

Yo: “Creía que estarías durmiendo a estas alturas.”

El Pervertido: “Mi personaje es como yo: puede hacerlo durante dos o tres horas antes de acabar. A las mujeres les chifla eso.”

Yo: “¿De verdad?”

Han Solo (La guerra de las galaxias)
(12) El que no pille la referencia, que se dé un coscorrón de mi parte y se vea otra vez La Guerra de las Galaxias.

El Pervertido: “Especialmente a las canadienses.”

Despistado Larry: “¿Te importa si les echo un vistazo a tus cómics?”

El Disgusto: “¿Te importa si te doy una paliza con el Palo del Dolor? Mi ninja se cuela en los aposentos de los demás y curiosea por ahí.”

Psicópata Dave: “Tira los dados.”

(Tirada)

Yo: “¿Por qué no puedes sencillamente reunirte con el resto del grupo en vez de hacer todas estas cosas raras?”

El Disgusto: “¡Porque mi personaje es un ninja! ¡Estoy ROLEANDO!”

Bastardo Tramposo: “Yo me dirijo a mi habitación. Quiero sacar ese hechizo de resurrección de mi bolsa mágica.”

El Capullo: “Jesús, ¿cuántos objetos mágicos tiene tu personaje?”

Bastardo Tramposo: “Noventa y seis.”

Spelljammer-D&D
(13) Spelljamer es una ambientación espacial para el universo de AD&D (Advanced Dungeons & Dragons).

¿Cómo acabó con 96 objetos mágicos? Dejadme que os lo explique. La forma en que se preparaban partidas de D&D con niveles altos donde yo vivía era hacer que tú crearas a tu personaje, y luego tirabas una vez en la tabla de tesoros por cada nivel al que necesitabas empezar. Psicópata Dave había planeado esta campaña para personajes de nivel 12 o superior, así que el personaje de Bastardo Tramposo era un mago-clérigo-guerrero-ladrón-ilusionista-druida-montaraz-bardo de nivel 12 con algunas habilidades psiónicas. ¿Su explicación? Unas tiradas realmente suertudas habían permitido a su mago hacerse con un anillo mágico con el mayor número de deseos posible. Los deseos habían prolongado su vida y le habían permitido desarrollar múltiples carreras para su personaje, de modo que ahora tenía un pequeño arsenal mágico guardado en una nave estelar de Spelljammer que a su vez estaba guardada en su bolsa mágica. (13)

Una media hora larga de juego fue ocupada por esta larga explicación del origen del Hombre-Todo de nivel 12. Yo sugerí que mandáramos todos a nuestros personajes a la cama para que pudiésemos reunirnos con nuestro patrón por la mañana, pero al parecer era el único interesado. El Pervertido seguía explicando con gran detalle sus hazañas con la chica con la que estaba pasando la noche. El Capullo seguía quejándose por su decapitación. Despistado Larry estaba muy callado, nada sorprendente teniendo en cuenta que intentaba jugar la partida, ver Star Trek y leer una novela de Gor a la vez. El Disgusto seguía colándose en nuestras habitaciones y robando nuestras cosas, hasta que se topó con la bolsa mágica de Bastardo Tramposo. Bastardo Tramposo tenía un familiar dentro de la bolsa a modo de perro guardián. Así que el silencioso ninja terminó hecho polvo por un quasit permanentemente transfigurado con la forma de Rush Limbaugh. (14)

No, yo tampoco entendí ese último punto, pero no me atreví a preguntar.

El Disgusto: “¡Desátame! ¡Los otros ninjas saben que estoy aquí!”

Bastardo Tramposo: “Una vez que esté atado boca abajo en la cama, voy a comprobar cómo de calientes están los atizadores de la chimenea.”

Psicópata Dave: “Tira un d20.”

Rush Limbaugh (fotografía)
(14) Los familiares son criaturas que pertenecen a un personaje determinado, y le protegen y ayudan. Mientras que los quasit son una de las muchas criaturas del universo de D&D. Y Rush Limbaugh es un político conservador norteamericano.

(Tirada y codazo)

Bastardo Tramposo: “Soy la hostia, he sacado otro 20.”

Psicópata Dave: “Están al rojo blanco.

El Disgusto: “¡No puedes hacerme esto! ¡Soy un ninja!”

Bastardo Tramposo: “Cojo el atizador con pinta de estar más caliente y afilado y me acerco a la cama.”

Yo: “¿Por qué estamos haciendo esto?”

Bastardo Tramposo: “Le estoy enseñando una lección valiosa.”

El Disgusto: “¡Mi personaje flexiona cada músculo de su cuerpo al mismo tiempo!”

Psicópata Dave: “¿Para qué?”

El Disgusto: “¡Para aflojar las cuerdas!¿Eres imbécil o qué?”

Bastardo Tramposo: “Mi personaje presiona el extremo del atizador caliente contra uno de los cachetes del culo del ninja.”

El Disgusto: “¡Pagarás por esto! ¡Pagaréis todos por esto! ¡Hastur! ¡Hastur! ¡Hastur! ¡Hastur! ¡Hastur! ¡Hastur!”

La verdad es que nunca imaginé que me aliviaría tanto la llegada de un miembro de los Mitos de Cthulhu. Hastur apareció y le dio un pisotón a la posada matando a todo el mundo. No recuerdo haber sido nunca tan feliz en la vida, pero lamentablemente la muerte es efímera en una partida como esta, y tan sólo el trauma y la humillación permanecen. El grupo se encontró con que había resucitado en el cráter donde había estado la posada. Un tipo vestido con una túnica marrón y negra nos observaba. Tras algunos insultos preliminares, nos llevó a través de un portal de apariencia misteriosa.

Psicópata Dave: “El mago Shickelgruber os conduce a través del portal y os encontráis ante un paisaje desolado. Altas y oscuras chimeneas vomitan ceniza en el cielo. El aire está lleno con el olor de carne quemada.”

Bastardo Tramposo: “¿Seguro que no estamos oliendo el culo del ninja?”

El Disgusto (agitando el Palo del Dolor)“¡No me obligues a usar esto!”

Psicópata Dave: “A todo vuestro alrededor, extraños aparatos y hombres de oscuros uniformes caminan haciendo sus tareas. El mago explica que necesita vuestra ayuda para conseguir la Varita de Orcus.”

El Capullo: “¿Para qué?”

Psicópata Dave: “Para explicarlo, el mago os lleva a través de una gran puerta de metal con las palabras El Trabajo os Liberará escritas en ella. Os lleva hasta un gigantesco hoyo lleno de cadáveres demacrados. Os explica que necesita la varita para transformar esos cuerpos en muertos vivientes para poder derrotar a los ejércitos que invaden su tierra.”

Yo (mi educación primaria me permitió, de repente, darme cuenta de la situación): “Oye, espera un jodido minuto…”

Psicópata Dave: “El mago aparta su capa, revelando sus penetrantes ojos azules y su pequeño bigotito negro.”

Adolf Hitler (en Padre de Familia)
(15) En la nota original: “Supongo que este es un buen momento para mencionar que Schicklgruber era el apellido original de Hitler.” Sin embargo, esto no es del todo correcto; Schicklgruber fue el apellido del padre de Hitler (Alois Hitler), como hijo ilegítimo,  durante 39 años. Johann Georg Hiedler le reconoció en 1878, por lo que pese a la propaganda aliada que explotó esta vía durante la II Guerra Mundial, Adolf Hitler nació legalmente con ese apellido.

Yo: “¿Estamos en un campo de concentración? ¿Para ayudar a Hitler a ganar la guerra?” (15)

El Pervertido: “¿Qué nos va a pagar?”

Psicópata Dave: “Dientes de oro.”

Yo: “¿Estás bromeando, verdad? No puedes hablar en serio.”

Bastardo Tramposo: “Esto es chulo, algo así como El Liche de Schindler“. (16)

Yo: “¡Esto es increíble! ¿He malgastado seis horas de mi vida para esto?”

Psicópata Dave: “Sí, es increíble, pero estamos aquí para jugar una partida, no para debatir el así llamado Holocausto.”

El Capullo: “¿Pero cuántos dientes de oro se necesitan para hacer un lingote?”

Muy calmadamente y en silencio, comencé a recoger mis papeles y dados. Me prometí a mí mismo que simplemente me largaría, que no montaría otra escena. No sabía si iba a ser capaz de jugar alguna otra vez; estaba bastante seguro de que había tocado fondo. No me sentí como había supuesto que me sentiría.

Despistado Larry: “¡Hey, so mentiroso! Creía que no tenías nada más que agua. ¡Mira todas estas botellas de Mountain Dew que habías almacenado bajo las escaleras!” (17)

El Disgusto: “¡Apártate de ellas!”

Despistado Larry: “¿A qué viene tanto revuelo? Sólo quiero uno o dos vasos. Mira, tengo tanta sed que te daré un pavo por la botella entera.”

Lich (en Hora de Aventuras)
(16) En la nota original: “Los liches son, una vez más, criaturas de D&D.” Hoy, han aparecido en muchos otros juegos y series como Hora de Aventuras, World of Warcraft, League of Leagends, The Elders Scrolls o Harry Potter.

El Disgusto: “¡No! ¡Tú no lo entiendes! Eso no es Mountain Dew.”

Despistado Larry (haciendo una pausa mientras desenroscaba el tapón de una de las botellas): “¿Huh?”

El Disgusto: “Es… es orina.”

Yo: “Es curioso, te he entendido que eso es orina.”

El Disgusto: “Es orina. No me gusta ir arriba al cuarto de baño mientras veo la tele, así que meo en las botellas y después las tiro.”

Siendo un aprendiz de escritor de novelas de horror, a menudo describo a gente que se le pone la piel de gallina. Nunca lo había experimentado en mis propias carnes de verdad hasta ese justo momento. Miré alrededor de la habitación, de repente percatándome de que había botellas medio llenas por todas partes. Algunas habían desarrollado una costra a causa del paso del tiempo, y de otras sustancias.

Es entonces cuando me dí cuenta de que realmente había tocado fondo.

Mountain Dew (botella)
(17) Mountain Dew es una marca de refrescos de varios sabores, muy popular en Norteamérica.

Yo: “¿Cada cuánto tiempo tiras las botellas?”

El Disgusto: “Ya me pondré un día de estos.”

Yo: “Necesito irme a casa, ahora. Necesito darme una ducha.”

Psicópata Dave: “¿Y qué pasa con la partida?”

Yo: “Me tropiezo y caigo sobre mi espada.”

Psicópata Dave: “Tira los dados.”

Yo: “¡Caigo sobre mi espada una y otra vez HASTA QUE EL DOLOR PARE PARA SIEMPRE!”

Y entonces me fui a casa y nunca jamás volví a jugar a D&D, y desde luego nunca volví a beber otra botella de Mountain Dew.


Referencias y notas al pie

(7) Es un juego tenebroso y oscuro, donde los jugadores luchan en una guerra perdida de antemano frente a criaturas horripilantes procedentes de otros planetas y otras dimensiones. En La Llamada de Cthulhu, la verdadera cuestión no es si conseguirás derrotar al enemigo de turno, sino cuánto vas a durar antes de morir o volverte loco…

Los Ángeles Descarnados de la Noche son una de las criaturas que aparecen en el juego (en la historia original, en realidad se mencionan a los nightgaunts, que es su equivalente en versión original pero sinceramente, no sé cuál es el equivalente en la versión española del juego), y el Necronomicón es algo así como la madre de todos los libros (ficticios) sobre ocultismo. Forrado con piel humana, lleno de hechizos al cuál más extraño… ¡Brrrrr! Échale un ojo y acabarás en el psiquiátrico, seguro.

(8) De hecho, en principio Arduin no era un juego de rol en sí mismo, sino una especie de “parche” para D&D que añadía características y reglas novedosas y revolucionarias (para la época) al “juego maestro”. Apareció en varios tomos breves llamados grimoires, que iban añadiendo, puliendo y complicando las cosas de manera paulatina (el Rolemaster de la época, vaya).

Posteriores ediciones fueron eliminando las referencias a D&D y añadieron un sostén de cuero a la señorita de la contraportada, que originalmente lucía sus encantos de manera mucho más inmodesta.

(15) Esto… ¡Oh! Sí, Peter. “Cosas nazzis…”


La traducción corresponde al texto A Night At The Inn, A Day At The Racists de Al Bruno III (AB3) realizada por Jorge Prieto (a.k.a. Reverendo) y recuperada de Archive.org.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s