Mayoría silenciosa (carta abierta)

El rey de España abdicó el lunes pasado, era 2 de junio del 2014. Si miras por tu ventana, todo sigue igual. Hay gente recogiendo tu mierda de la basura, hay niños creciendo rápido, abuelos explotados que caminan cansados hacia el parque con los nietos, o abuelos abandonados en geriátricos que solo caminan; hay chinos y hay chinas, y paquistaníes, que acogieron todos aquellos trabajos que casi ningún español o española —o catalán, o vasco, o europeísta— quería, y ahora enseñan una lección de humildad con su mera presencia en el colmado de la esquina.

Cuesta llegar a fin de mes, y los alquileres no bajan tanto como supusimos en 2008, porque siguen siendo negocio; y sigue sin crearse empleo, y seguimos enfadados; caminamos furiosos, dormimos sin descansar y follamos sin tantas ganas incluso. Porque el Gran Hermano sigue ahí, pero no te controla, te ignora y deja que te mueras de hambre, o de frío, o de cáncer en una esquina. Y te ha cubierto de tantísimos canales y medios que tu voz se silencia entre los gritos de millones como tú.

Lo sé. Porque formo parte de esto. Porque formo parte de esa mayoría silenciosa. Que ya no es tan silenciosa, aunque otra gente pobre con uniforme los acalle, a palos. El lunes se concentraron en cuarenta y cuatro ciudades personas demandando democracia, no república o monarquía, y en la Plaza de Cataluña, donde yo estaba, no había españoles, ni catalanes, sino demócratas. Pero apenas había policía, o cámaras de televisión, o políticos. Había gente pobre con hambre que todavía cree que puede cambiar las cosas a través del sistema que se impuso en este país, que es más democrático que aquella dictadura, pero que no es una democracia.

¿Sabéis? Va siendo hora de que todos despertemos, de que advirtamos que no se trata de derrocar al gobierno, ni a la monarquía, ni a los que están arriba, se trata de dejarlos solos, y el mismo sistema colapsará. Pero hagámoslo, hagámoslo ya, porque solo hay algo peor que dejar que nos roben el futuro y es dejar que se apropien de nuestro presente.

Familia real española
Retrato de la familia real española.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s