‘Je suis Charlie? Matissant et détaillant’

Si queremos salvar Europa, ha llegado el momento de salvar el mundo.

El día 7 de enero murieron doce humoristas de la revista satírica Charlie Hebdo en París. No tuvo ni pizca de gracia. Hoy, exactamente una semana más tarde, sale a la venta un nuevo número del semanario, con una tirada que alcanza los tres millones de ejemplares y está traducido a dieciséis idiomas. En portada, Mahoma proclama Yo soy Charlie, y en la cabecera puede leerse con ironía: Todo está perdonado (Tout est pardonné, en francés). Pero ni hablar. No les compete a ellos. Es una cuestión que nos atañe a todos. Aunque la risa es una buena forma de llegar a todo el mundo; al menos es mejor que el terror institucionalizado.

Portada Charlie Hebdo Mahoma
Una portada del semanario francés Charlie Hebdo.

Yo soy Charlie es un estado de espíritu, que también quiere decir derecho a la blasfemia, comentó el redactor Gérard Biard, cuya declaración recogía El Periódico el martes 13 de enero. Es cierto: no hay humor sin reírse de uno mismo, pero tampoco sin empatía. Quizá pueda haber humor irrespetuoso, pero no puede haber respeto (por la libertad, cuanto menos) sin humor.

Hoy, la opinión pública no recuerda los nombres de los diecisiete muertos en París; en un mes, la actualidad habrá silenciado totalmente aquello por lo que vivieron, lucharon y murieron; de una u otra forma. Al escritor y académico Pérez-Reverte no le costó mucho exclamar: “¡Es la guerra santa, idiotas!” en un artículo tan directo como alarmista, aunque con unas cuantas buenas dosis de verdad. Para mí por lo menos no es santa, y quizá todavía no es guerra; pero poco le falta.

Europa: ¿crisol de naciones?

En realidad, el verdadero problema no es la Yihad, sino el ombliguismo de la cansada Europa que el resto del mundo mira hastiado. Europa, que sigue jugando una mano sin cartas y cree que el resto de la mesa no se ha dado cuenta, debe despertar. La semana pasada fue Charlie Hebdo, y luego volvió el fútbol (la Liga y el Balón de Oro), el cine (los Premios Goya) y otras armas de distracción masiva, expresión de Jordi Évole en su texto Yo no quería escribir este artículo de la que me apropio por un instante. Todo eso está muy bien, hasta que debemos tomar decisiones rápidas, porque a pensar ya vamos tarde.

Portada de Charlie Hebdo (14-01-2015)
Portada de Charlie Hebdo del miércoles 14 de enero de 2015.

Está por llegar el día en que África se niegue a pagar el legado de un pasado neocolonialista; pero mucho antes se presenta el día en el que el liberalismo occidental debe enfrentarse a una realidad: estamos en guerra, y no podemos seguir mirando hacia otra dirección. Lo siento.

¿Y cómo vamos a enfrentarnos a una guerra cuyo enemigo desconocemos, y cuyos posibles aliados ya han sido puestos en nuestra contra o han adoptado una opción neutral o colaboracionista por puro pavor?

Compromiso más allá de Occidente

A finales de agosto, francamente preocupado tras el visionado de los documentales que Vice News emitió sobre la situación en Irak y Siria, dediqué un extenso artículo, titulado Un hiver à Majorque’, el Estado Islámico y la independencia de Cataluña, a algunos de los problemas que llegan de la mano de la globalización, el aislacionismo y el concepto de estado y nación. Por aquel entonces, yo afirmaba que hacernos una imagen, nuestra o del prójimo, terrible o idealizada, sin conocimiento previo, nos llevaría hacia un acantilado. Ahora estamos frente a él y, como decía, no sabemos nada de aquel a quien tenemos delante.

Por eso Europa confunde Islam que, etimológicamente, significa paz, con Yihad, y religión con fanatismo y radicalismo. Occidente exige a los musulmanes que nieguen categóricamente su implicación y apoyo a los ataques de tres locos (que son el germen de un grupo mucho mayor). ¿Acaso nadie recuerda los atentados terroristas en la isla de Utoya (Oslo, Noruega) en julio del 2011, verdad?

Manifestación 'Je suis charlie'

Si lo hiciéramos, comprobaríamos que no se trata de religión, sino de fanatismo e ignorancia. Hablamos de un problema global que se está tratando con un aislacionismo impropio de un siglo XXI totalmente globalizado y para el que todos nosotros nos hemos preparado. ¿Y sabéis qué? El Estado Islámico va ganando. Por cada comentario negativo que aparece en Twitter, diez usuarios hablan de su causa en positivo; hackean cuentas oficiales, adoctrinan a niños que apenas caminan y matan y mueren por su causa. Una causa estúpida, sangrienta y vacía para la que no estamos preparados.

La solución llega por comprometer a pueblos, ciudades y políticos del norte en un frente común y aceptar que la gente de Siria e Irak, de Oriente Próximo y de Oriente Medio, necesitan un oído amigo y una causa común frente a los terroristas; frente al Estado Islámico, y frente a Al Qaeda. Si queremos salvar Europa, ha llegado el momento de salvar el mundo. Si queremos pensar en local, ha llegado el momento de actuar de forma global.

¡Están decapitando a gente! ¡Disparando con fusiles de asalto a sangre fría en el centro de París! ¡Explotando y masacrando a la población civil en trenes y torres, bajo el cielo de los cinco continentes! ¡Destruyendo las siguientes diez generaciones de muchos musulmanes! Y pronto, si nadie toma conciencia de ello, quizá también de europeos.

En el artículo antes citado, Pérez-Reverte decía: “(…) Es contradictorio, peligroso, y hasta imposible, disfrutar de las ventajas de ser romano y al mismo tiempo aplaudir a los bárbaros.” No estamos aplaudiendo a ISIS; estamos detrás de la cortina, como Polonio, y con los ojos cerrados no se puede esquivar la estocada.

Solo espero que este sea un aviso más, pero a medida que pulso teclas, conjugo verbos y construyo frases, el tic tac suena cada vez más a cuenta atrás.

Enlaces relacionados:

Por último, si bien debo admitir que el título de este artículo me ha predispuesto muy negativamente a leerlo, la opinión en sí me parece inteligente e interesante. Comparto:

12 thoughts on “‘Je suis Charlie? Matissant et détaillant’”

  1. ¿Cuantos pensadores estudiados ahora y siempre han luchado contra el dogmatismo y el fanatismo de cualquier color? Montaigne, Voltaire son solo dos nombres. Y ya ves donde estamos. Yo creo que los Punks estuvieron muy acertados al decir aquello de “No future, no future, no future for you” (God save the queen – Sex Pistols).
    Bueno, quienes me conocen saben que soy de un pesimismo casi Shopeunhauriano.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Lluís! A mí el nihilismo me parece una opción válida con la que me identifico en cierto modo, pero siempre con conocimiento de causa. El verdadero problema llega cuando a un lado y al otro todo el mundo va con los ojos vendados dando palos de ciego, ¿no crees? De ahí surgen muchas imágenes y, todas ellas, muy dantescas.

      Me gusta

      1. Bueno, el tema debe ser que yo soy pesimista-esceptico (una de las razones por la que no tengo descendencia humana).
        De todas manera, y perdona mi ignorancia, ¿eh? Es con la palabra Nihilismo, que ya hace tiempo que trabajo para intentar incorporar-la en mi acervo (Vamos, por diccionario ya sé lo que significa, però me interesa más su sentido sociolinguístico y como tu has estudiado humanidades….)
        Supongo que lo dices por de no hay futuro, ¿no?

        Buf, Javier, estoy tan desencantado (tengo 48 años y he militado en sindicatos (agggg) y en asociaciones alternativas (más aggg)), en fin, que estoy un poco con deseo de desaparecer en algún pueblecito con un poco de terreno para poder acoger algun perro más aparte de Piula.

        En todo caso, encantado de tu comentario y de lo que me puedas comentar acerca de eso del nihilismo, que está cargado de matices.

        Salud i buenos dias

        Me gusta

        1. ¡No había visto este comentario, Lluis! Para mí el nihilismo tiene relación directa con la falta de valores morales y trascendentales que sufre la sociedad moderna. Creo que el futuro no es muy prometedor, pero mi generación (25-40 años) ha comprobado en sus propias carnes que muchas veces no hay ni tan siquiera presente, ¿no crees?

          ¿Qué sinsentido puede ser más grande que la ausencia de un objetivo presente si te paras a pensarlo? Más allá del nihilismo como lo entendían los clásicos o Friedrich Nietzsche (no existencia de Dios, etcétera), en la actualidad (posmodernidad) se trata más de un descrédito total de cualquier concepto: política, sociedad, cultura como vía de mejora incluso…

          Al final, si te fijas, muchísimas personas están (estamos) volviendo hacia una forma de vida más natural, y no es casual.

          ¡Saludos!

          Me gusta

  2. Hola Javier , llegué a tu blog por Caos (otra cosa más que le tenéis que agradecer 🙂 , y desde entonces te sigo.
    No sé como expresar la sensación que me produce esto para que se me entienda , no sé como expresar esto para que no se malinterprete …la vida un individuo vale tanto como la de cualquier otro y no es cuestion de que mueran 200 o 10 y la libertad de expresion es tan valiosa como el derecho a la educacion , a la atencion sanitaria , al trabajo , a vivir al fin y al cabo …

    pero cuando vi la manifestacion en París , y la repercusion mediatica , y politica …recordé inmediatamente a las 200 niñas nigerianas secuestradas por BOKO HARAM de las que tan poco se ha hablado , y más tarde a la niña de 10 años que explotó literalmente con las bombas que llevaba pegadas al cuerpo …

    y me pregunto por que no hemos reaccionado ante esto ( y otras tantas cosas !) de forma tan multitudinaria y “expresiva” , si se puede decir así , y me pregunto si no estaremos pagando precisamente por esto …

    Me gusta

    1. Hola, Patricia:

      Porque se nos ha educado dentro de un sistema que obvia completamente África y Oriente. ¿Qué sabemos de las creencias o la historia de estos pueblos? Nada en absoluto. ¿Por qué nos sentimos ligados a los acontecimientos del 9/11? ¿Dónde surge esa relación tan cercana que se nos vende con el germano, el finés o el ruso? Son mucho más ajenos a nosotros que las culturas mediterráneas (que no solo son las europeas, quiero decir).

      Sobre este tema tenía varias notas manuscritas sobre lo que me comentas; sobre la otra cara de estos terribles acontecimientos que también se pudo ver con el ébola. ¿Te acuerdas de la imagen de un blanco y decenas de negros muriendo de ébola? En la imagen, las cámaras apuntaban al blanco; en la vida real, también.

      Pagamos la incomprensión, la falta de interés y el miedo a posicionarnos. ¿Qué ocurre con el pueblo iraquí o el sirio? El 99% de esa gente está indefenso, pero nadie se ha planteado ayudarles; ya no solo con armas o apoyo logístico, sino intentando entender lo que sienten, escucharles y hacer de sus problemas, nuestros problemas.

      Pepe Mujica es quizá uno de los hombres que yo más admiro, desconozco su papel político en Uruguay,pero es una buena persona que conoce las limitaciones de la tarea política. Este señor se ha cansado de comentar que tenemos que actuar de forma global; que no es cuestión de países, de colores o de religiones, sino de un mundo globalizado. Y esto no es un pensamiento socialista, sino una realidad práctica a la que tenemos que enfrentarnos ya.

      Gracias por comentar. Me encanta ver el blog llenísimo (¡aunque voy ‘a todo trapo’ contestando mensajes!). 😉

      Me gusta

      1. ¿Os puedo sugerir un libro? Lo leí hace unos años por recomendación de una profesora. El caso es que explica la historia desde un punto de vista no eurocéntrico, y sin entrar en críticas sobre su veracidad (¿por qué no va a ser veráz?, es un libro serio, no una divulgación). El caso, digo es qeu es sorprendente lo poco que sabemos de la historia antes de la Revolución Industrial fuera de Europa.
        Se trata de: Los origenes del mundo moderno, de Robert B. Marks, mi edición está traducida al castellano por Joan Lluís Riera y es de Critica, libros de Historia, 2007, Barcelona

        Me gusta

          1. En su momento era muy fácil de encontrar, lo utilizé para la asignatura de Historia Moderna del grado de Humanidades de la UAB (El grado no lo pude terminar porqué quitaron el turno de tarde), Ahora estoy con el grado de Estudios Literarios,en la UB más contento que un pinxo.

            Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s