¿Cuánto vamos a vivir?

El Banco Sabadell presentó, en 2013, uno de sus ciclos de conferencias a través de las voces de cuatro reputados científicos (Dr. Antonio Alcaraz, Dra. Elena Sancho, Dr. Alejandro Mira y Dr. Jesús Tresguerres) que englobaba tras de sí la siguiente pregunta retórica: ¿Cuánto vamos a vivir?

Mi generación, nacida a principios de los sesenta, probablemente estará viva en el año 2050.

Dr. Antonio Alcaraz

Obviamente, ninguno de los especialistas citados anteriormente tenía ni pajolera idea de si tú o yo vamos a vivir tres semanas o noventa años más, pero sí que parecían existir unas líneas bajo las que encuadrar el cómo y el qué. Vamos a vivir más, afirmaban todos ellos y, sobre todo, vamos a vivir mejor pero, en principio, nuestra fecha de caducidad se estirará, como mucho, hasta los ciento cincuenta años (150). Y no son palabras en el aire, sino que todo ello cuenta con cientos de miles de horas de investigación de equipos que están trabajando en múltiples campos. Aun así, no todos los investigadores están de acuerdo con estas apreciaciones, y algunos expertos afirman que podríamos llegar a vivir siglos enteros.

Mis conocimientos a nivel científico son escasos; no obstante, las líneas éticas que abren estos descubrimientos son numerosas. Para empezar, tenemos que considerar que vivir más años significa a) replantear con mayor prioridad todo el sistema económico y financiero, b) contar con una asistencia médica universal y democrática para los ciudadanos, c) llegado el caso, plantear la importancia de toda vida humana, la relevancia que tendría la edad biológica a este respecto y, sobre todo, la relación que se establecería con la edad cronológica, es decir, la necesidad de mantener un equilibrio entre nacimientos y muertes, así como la legitimidad de paralizar o hacer decrecer de forma artificial los nacimientos por un exceso poblacional.

Hoy día, algunos estudios han conseguido revertir parcialmente la vejez muscular y enfermedades relacionadas con la misma, como el cáncer, el alzhéimer o la diabetes de tipo 2. Del mismo modo, sobre el deterioro del cuerpo, el famoso gerontólogo Aubrey de Brey, entrevistado en nuestro país por revistas como Muy interesante o Vice, ha conseguido notables avances al respecto.

De este modo, vivir más será sinónimo de vivir mejor, puesto que la edad biológica (envejecimiento celular e incluso neuronal) podría, hipotéticamente, revertirse o paralizarse a través de la ciencia, permitiéndonos vivir cien años en un cuerpo joven que no envejeciese —expresado de una forma muy coloquial. En el mundo actual se suma una pregunta distinta a las destacadas en las entrevistas: ¿conseguiremos que así sea para todos o la eterna juventud quedará en manos de la minoría que mantiene el poder financiero?

Enlaces relacionados:

Anuncios

3 comentarios en “¿Cuánto vamos a vivir?

  1. Mi abuela vivió hasta el año pasado, 100 años!, con una salud de hierro, subiendo y bajando escaleras agarrandose el vestido, comiendo todo lo que le apetecía y mas, y habiendo pasado una guerra, cuidando de sus hermanos con tan solo 7 años y un montón de calamidades mas.

    Nunca he visto a una mujer con una salud tan envidiable después de haber vivido tantas cosas, trabajando en el campo de sol a sol… Tenía claro que el día que se fuera, sería porque su cuerpo ya estaba cansado y no querría seguir más.. y así fue, nunca estuvo mala, nunca enfermó y su cuerpo dejó de funcionar.

    Asi que si, creo que se puede vivir muchos años, que se puede vivir bien, y que no todos tendremos esa suerte, irá en los genes?

    Me gusta

    1. ¡Uff! Un tema interesante el que planteas, Miri. Mi opinión es que la generación de nuestros abuelos estaba hecha de otra pasta la verdad. Hace dos y tres años cuando vivía en Mallorca veía como las ancianas del pueblo con más de noventa años iban y venían de buscar almendras y picar árboles durante horas al sol. ¡Eso ni se lo plantea mi madre con treinta años menos!

      La gente que de verdad lo pasa mal, paradójicamente tiene muchas ganas de vivir; es algo que siempre me ha parecido curioso. 🙂

      PD: ¡Qué suerte haber disfrutado de una abuela centenaria! Qué envidia. 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s