Uno de enero

Yo no quiero correr. Pero me empujan, y me jalan por delante y por detrás.

De veras, deseo no hacerlo, y ante las vallas recuerdo, por un instante, lo que solían decir los condenados frente al patíbulo: aquello de que llega un momento en el que tu cuerpo ya no es tu cuerpo.

Después arranco a correr entre briznas de libertad que escapan entre mis patas; y a cada segundo que pasa me obligan, me animan, me insultan, me agravian, me vejan, y no puedo: no puedo detenerme; no puedo más que seguir hacia ese sinsentido que es el desaparecer. Por delante, por detrás, por los lados…; me giro, si me detengo, si busco una salida, no dan pie, y se esconden, me estiran, me hablan, me gritan, me oprimen, me matan.

Mas todavía no. Resta escuchar a borbotones aquel último uno de enero, dos de febrero…

Esa es mi marcha fúnebre.

Ese es mi fin.

Toros en sanfermines.

¿Por cuánto tiempo más apoyados en esa desfigurada idea de tradición seguiremos maltratando a otras especies?

Viñeta de Paco Catalán (julio) sobre sanfermines

Enlaces relacionados:

4 thoughts on “Uno de enero”

  1. * Este comentario no es, aunque lo parezca, homófobo o machista o racista, para nada.

    Yo lo que haría, para que esos chicos, los que corren delante de los toros, no se aburran, es quitar los toros y sustituirlos por unos negros bien armados… ya me entendéis… Todos salimos ganando, los toros, los bien dotados y por supuesto, los corredores que ya no morirán… a lo sumo… pasaran un buen (inesperado) rato.

    * Otra vez, por favor, ya sé que estoy rayando lo políticamente correcto, pero que no se vea en este comentario ninguna traza de homofobia (para nada) o de racismo (menos aún) yo mismo echaría piedras sobre mi propio terrado. Pretendo jugar con la presupuesta “macho” de los corredores.

    Me gusta

    1. ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Magnífica propuesta! 😉

      Hoy he visto otra que podría valer también, pero estaba buscándola y ahora no consigo encontrarla. Creo que era americana, y consistía en vestir a las chicas como toros que perseguían a los corredores…

      Bastante más divertida y, lo que es mejor, mucho menos sangrienta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s