Víctor Barrio: libertad de expresión e idiotez endémica

Ayer leía: “Los taurinos se querellarán con los tuiteros que se burlan de la muerte de Víctor Barrio.” Simplemente, aluciné. Después, me reí un par de minutos, porque España sigue sorprendiéndome, aunque desearía que no fuese con este tipo de cosas.

Hoy, El Juli, quien imagino que es otro matador de toros, explotabao así lo describía el titular— a raíz de los comentarios de un tal Vicent Belenguer, un maestro valenciano que soltó unas cuantas barbaridades por Facebook. En paralelo, Change ha reunido las firmas de 150.000 personas para inhabilitarle de su profesión parece ser, pero no contentos con esto, se exige a las autoridades que se procese a este señor y a otros tantos por burlas.

Víctor Barrio tras una corrida de toros
Víctor Barrio muestra al público de la plaza la oreja cercenada de un toro.

¿Estamos de broma o qué pasa?

Os explico mi punto de vista, que seguro que, además, compartís: se está confundiendo libertad de expresión con maldad, y con ser un maleducado, un cabrón y un malnacido, es cierto, porque creer que se puede decir cualquier cosa no es excusa para faltar, ni para alegrarse de la muerte de una persona que, eso sí, vivía de proferir sufrimiento y de matar animales: el estigma social lo buscó él solo, eso sí, igual que el tal Juli, y todos estos canallas que se atreven a llamar profesión a la tortura.

Víctor Barrio - Muerte
La cornada que causó la muerte del torero Víctor Barrio.

Pero tampoco nos confundamos, ¡ojo! Las amenazas directas son un delito; ser una basura de ser humano, no. Es comprensible el sentimiento de congoja de alguien que ha perdido a un familiar, a un amigo o a un compañero, igual que muchos nos entristecemos por cada toro que asesinan por razones absurdas, por cada negocio que se hace con su sangre, por cada final en la arena; sin embargo, eso no da derecho, ni causa, a nadie para presentar una denuncia por una opinión. El resto, es sentimentalismo barato y un uso fraudulento de la infraestructura judicial, pese a antecedentes como el del edil Guillermo Zapata y su humor negro, que mal acostumbró a unos cuantos.

Mensaje Vicent Belenguer sobre Víctor Barrio
Mensaje del tal Vicent Belenguer, quien, como profesor, demuestra muy poca empatía y humanidad, por lo que me parece perfecto que se le cese de su cargo.

Tampoco es comparable con situaciones que rompen la regla: apología del terrorismo, del maltrato, de la asociabilidad, o la insociabilidad incluso. Pero que quede algo claro: si nos atrevemos a denunciar a una persona por su pensamiento, ¿por qué no hacer lo mismo con todos esos toreros que, para una inmensa mayoría, están haciendo elogio a la muerte y la violencia gratuita?

Y lo que todavía es más importante, ¿qué país es este donde se permite a niñas de treinta kilos y un problema gravísimo de anorexia hacer verdadera alabanza de su enfermedad por Internet pero se intenta encarcelar a cuatro imbéciles que se creen que es divertido reírse de la muerte del prójimo?

Pensadlo, a ver si encontráis respuesta, que yo sigo buscándola.


Enlaces relacionados:

 

11 thoughts on “Víctor Barrio: libertad de expresión e idiotez endémica”

  1. Soy de esas personas que ha firmado para que a este señor le retiren de la docencia. Si es que trabaja ahí… porque me gusta informarme antes y al entrar en su perfil de Facebook, parecía que trabajaba más en un servicio de paquetería que dando a clases a niños. Y, además, parece que está reñido con los signos de puntuación… Ojalá no sea “profe” de lengua o filosofía…
    Quizá se sacase la carrera y nunca ejerciese… eso espero… porque esta persona, con tan baja catadura moral, no merece enseñar nada a nuestros hijos. Ellos no merecen el “adoctrinamiento” de una persona llena de odio y bajeza moral. Se merecen que alguien les enseñe a discernir entre el bien y el mal, a respetar las creencias e ideologías de los demás sin llegar al insulto (porque del insulto a las manos, hay muy poco distancia…), a respetar a toda persona independientemente de su color, procedencia u orientación sexual… Claramente, este señor carece de estos valores.
    No me gustan los toros… pero tampoco me gusta el boxeo y no voy a desear que todos esos “descerebrados” que les gusta darse de leches en un ring, caigan muertos en la lona. No lo veo como deporte y al toreo tampoco lo veo como un arte. Pero entiendo que son prácticas legales y el que lo realiza sabe a lo que se enfrenta. Si, por desgracia, alguno se queda “tocado” o muere, como ha sido el caso de este muchacho, no me alegro en absoluto y siento pena y tristeza. Siento empatía.
    Así que espero que a este señor (y a otros como él) le den un buen susto y en próximas ocasiones, mida más sus palabras. Porque parece que la gente se ampara en las redes sociales para soltar toda clase de improperios y reírse de los demás, sin recibir castigo alguno ¿Y nos extrañamos del “bullying” en los colegios? Con maestros como éste no nos debe extrañar en absoluto…
    Y respecto a lo de las niñas que hacen alabanza de la anorexia/bulimia, la policía intenta cerrar ese tipo de webs y de chats; pero como todo, en el mundo 2.0, crecen como champiñones. Así que es labor de todos vigilar que esto no ocurra y si ocurre, avisar a quien corresponda… para enseñar a esas niñas que lo que hacen no está bien y necesitan tratamiento. Del mismo que ese señor ha de saber que lo que ha hecho no es correcto.

    P.D: siento el rollo pero es que esto no se puede expresar en dos palabras 😉

    Me gusta

    1. El problema Gloria es que esta gente no dice nada en Internet que no diga en el bar; como comentaba en una publicación hace unos minutos citando a Umberto Eco: “el drama de Internet es que ha promovido al tonto del pueblo como el portador de la verdad.”

      Por otra parte, según las noticias que he leído, sobre las webs de anorexia y bulimia, en principio, se “pueden intentar cerrar”, pero me gustaría ver cómo, porque, en teoría, son legales. Herramientas existen, además, porque mira lo que tardan en caer webs de descargas o de “streaming” de series y películas (aquí no entro a valorar, ni me voy por otros derroteros). ¡Imagina lo sencillo que debería ser localizar e intervenir páginas que, por regla general, son creadas por chicas jóvenes sin conocimientos técnicos y que suelen estar alojadas en sitios como Blogger o WordPress…

      Por último, solo señalarte una cosa más: a mí tampoco me gusta el boxeo, pero me resulta más sencillo de respetar que la tauromaquia de lejos, porque allí entran dos personas que desean enfrentarse, no se obliga a un animal a participar en contra de su voluntad ni se le mata a sangre fría.

      ¡Gracias por comentar!

      Me gusta

  2. No me alegro de la muerte de nadie y la muerte de un chaval de 29 años me entristece aún más, porque ha sido una vida corta por haber escogido un camino, que en mi opinión, y creo que en opinión de cada vez más personas de nuestro país, consideran una apología e institucionalización del maltrato animal.
    Javier, ¿te sorprendes que utilicen a nuestro sistema judicial para demandar a este individuo? A mí no me sorprende en absoluto. Vamos a hacerlo con un profesor que no sé, si le había dado a algo, si se había levantado con el pie cruzado o que realmente piensa lo que escribió y lo plasmó en un momento de calentón? Es fácil, y además a los orgullosos maltratadores de animales les permite colgarse una medalla….Y mucha gente no puede acceder al sistema judicial porque no tienen el dinero para las tasas, o tardan siete años en entrar en la prisión después de haber “robado una tarjeta para dar de comer a su hijo”, porque está colapsado por gente con una moral muy de doble rasero.
    Tal y como dice Gloria, estoy totalmente de acuerdo en que a este individuo le retiren la licencia para poder ejercer de profesor, pero de ahí a ponerse a demandar a la gente por expresar una opinión…Nuestro sistema judicial ya funciona lo suficientemente mal como para que encima empecemos a demonizar a cualquier descerebrado que emita una opinión muy fuera de tono, por decirlo de una forma suave.
    Sres. el sistema judicial no está para eso, no lo usen para criminalizar a los que no opinan como Uds.
    Gracias Javier, como siempre espectacular!

    Me gusta

    1. Has plasmado punto por punto varios temas que no he matizado en el texto para no extender demasiado el artículo; el único consuelo, como bien dices, es que cada vez hay más gente que vemos estas cosas y no permitimos que se nos venda la moto.

      ¡Como siempre, gracias por tu fidelidad, y por comentar! 😉

      Me gusta

  3. No. Yo no he firmado esta petición ni firmare. Y voy a explicarme.
    Podría ahondar sobre el hecho de lo cruel, bárbaro y anacrónico que resulta el espectáculo de torturar y asesinar a un animal, que si mata es para defenderse, para deleite de una banda de cafres, como si presenciará, la matanza de gladiadores, contra esclavos desarmados. Pero creo que ya se han hecho demasiadas consideraciones al respecto y sería en mi opinión remover más mierda, ya muy tu vuelta.
    No firmare la petición de ING bolitas a nadie de su trabajo, y mucho menos destruirlo, como persona, que es la pretensión real. Por un comentario desafortunado en una Red social.
    Porque eso sí que sería fomentar el Bulling, que alguno denuncia.
    No firmare nada, en contra de quien aún habiendo hecho a mi juicio un uso ofensivo de la libertad de expresión, lo hace para denunciar la sangre que manchan las manos de tan dignos y ofendidos cafres. Que viven y se enriquecen en torno a la cobardía de la tortura y la muerte.
    Pero sobre todo no lo haré, por varias cosas más concretas, que todo lo dicho anteriormente.
    Resulta que por causas ajenas a mi voluntad, (mi suegra que le gustan los toros y es dueña de tele y mando), tenía puesto el canal de Castilla la Mancha televisión, donde se retransmitia en horario infantil y pagado por todos los manchegos, este “espectaculo”. Y resulta, que pude ver en directo el accidente, ya que el toro, ni siquiera lo córneo voluntariamente, ni hizo derrote alguno, más que el fallo del torero, que provocó un enganchan del astado.
    El caso es que tan sólo 2 minutos antes del fatal accidente, los “Señores” presentadores, o retransmisores, de tal evento, (Cristina Sánchez y José Miguel, no se que), se habían dedicado a soltar, su ya más que habitual mitin, descalificando y arremetiendo contra los animalistas que se oponen a “la fiesta”.
    Tal mitin, provocó una discusión con mi suegra. Que siendo mayor se agarra a los argumentos falaces y absurdos de quienes defienden esta práctica. Tales como… _Claro, si no te gustan los toros, no vayas, pero déjanos en paz, a quienes si nos gustan… Y otras cuantas más de estas perogrulladas.
    Señores, yo con mis impuestos contribuyo, contra mi voluntad, en que se realicen y se exiban en tv, este tipo de lamentables espectáculos.
    Por cierto, no retransmiten Boxeo, en ninguna cadena pública. Y ese ademas, si es un noble deporte, que aunque violento, enfrenta a 2 iguales en un ambiente controlado. Y hay reglamentos y medidas, para evitar que se cause daños serios a quienes los practican, obviando que pueden sufrir daños serios, pues nadie está exento de recibir un mal golpe. Los púgiles entran al ring, por voluntad propia…

    El segundo motivo concreto, por el cual no firmare ninguna petición, contra quien llame a un asesino de animales, lo que es, a la cara, es el hecho de que hace unos días tan solo y en más de una ocasión. He podido ver varios videos, que también circulan por la Red, pero uno en concreto, en el que un señor, que porta un cartel tamaño folio, protestando en una plaza de toros, es agredido, zarandeado, arrastrado, increpado, insultado y vuelto a agredir. Por varias, muchas, “personas” que contemplaban el espectáculo. Un hombre joven y fuerte, agredido por ancianos, ancianas, adolescentes, señores barrigones, que no podían ni doblar la panza. Pegando a un hombre que ni se inmutaba. Hasta menores de edad, venidos corriendo del otro extremo de la plaza, agredian, insultaban, tiraban del pelo a este hombre, que de ponerse en pie y hacer frente, seguro quitaba las ganas al 95% de los que le agredian, de volver a levantar la mano a nadie.
    Y todo, ante la pasividad, no mejor dicho, aplaudido por el resto de la plaza.

    En resumen, no seré yo, quien me dirija personalmente, contra aquellos que viven y aplauden este maldito espectáculo.
    Pero se han ganado toda mi indiferencia y desprecio, si recogen un poquito de la violencia que han sembrado.

    Me gusta

  4. No. Yo no he firmado esta petición ni firmare. Y voy a explicarme.
    Podría ahondar sobre el hecho de lo cruel, bárbaro y anacrónico que resulta el espectáculo de torturar y asesinar a un animal, que si mata es para defenderse, para deleite de una banda de cafres, como si presenciará, la matanza de gladiadores, contra esclavos desarmados. Pero creo que ya se han hecho demasiadas consideraciones al respecto y sería en mi opinión remover más mierda, ya muy revuelta.
    No firmare la petición de inhabilitar a nadie de su trabajo, y mucho menos destruirlo como persona, que es la pretensión real. Por un comentario desafortunado en una Red social.
    Porque eso sí que sería fomentar el Bulling, que alguno denuncia.
    No firmare nada, en contra de quien aún habiendo hecho a mi juicio un uso ofensivo de la libertad de expresión, lo hace para denunciar la sangre que manchan las manos de tan dignos y ofendidos cafres. Que viven y se enriquecen en torno a la cobardía de la tortura y la muerte.
    Pero sobre todo no lo haré, por varias cosas más concretas, que todo lo dicho anteriormente. Y son las siguientes.
    Resulta que por causas ajenas a mi voluntad, (mi suegra que le gustan los toros y es dueña de tele y mando), tenía puesto el canal de Castilla la Mancha televisión, donde se retransmitia en horario infantil y pagado por todos los manchegos, este “espectaculo”. Y resulta, que pude ver en directo el accidente, ya que el toro, ni siquiera lo córneo voluntariamente, ni hizo derrote alguno, más que el fallo del torero, que provocó un enganchan del astado.
    El caso es que tan sólo 2 minutos antes del fatal accidente, los “Señores” presentadores, o retransmisores, de tal evento, (Cristina Sánchez y José Miguel, no se que), se habían dedicado a soltar, su ya más que habitual mitin, descalificando y arremetiendo contra los animalistas que se oponen a “la fiesta”.
    Tal mitin, provocó una discusión con mi suegra. Que siendo mayor se agarra a los argumentos falaces y absurdos de quienes defienden esta práctica. Tales como… _Claro, si no te gustan los toros, no vayas, pero déjanos en paz, a quienes si nos gustan… Y otras cuantas más de estas perogrulladas.
    Señores, yo con mis impuestos contribuyo, contra mi voluntad, en que se realicen y se exiban en tv, este tipo de lamentables espectáculos.
    Por cierto, no retransmiten Boxeo, en ninguna cadena pública. Y ese ademas, si es un noble deporte, que aunque violento, enfrenta a 2 iguales en un ambiente controlado. Y hay reglamentos y medidas, para evitar que se cause daños serios a quienes los practican, obviando que pueden sufrir daños serios, pues nadie está exento de recibir un mal golpe. Los púgiles entran al ring, por voluntad propia…

    El segundo motivo concreto, por el cual no firmare ninguna petición, contra quien llame a un asesino de animales, lo que es, a la cara, es el hecho de que hace unos días tan solo y en más de una ocasión. He podido ver varios videos, que también circulan por la Red, pero uno en concreto, en el que un señor, que porta un cartel tamaño folio, protestando en una plaza de toros, es agredido, zarandeado, arrastrado, increpado, insultado y vuelto a agredir. Por varias, muchas, “personas” que contemplaban el espectáculo. Un hombre joven y fuerte, agredido por ancianos, ancianas, adolescentes, señores barrigones, que no podían ni doblar la panza. Pegando a un hombre que ni se inmutaba. Hasta menores de edad, venidos corriendo del otro extremo de la plaza, agredian, insultaban, tiraban del pelo a este hombre, que de ponerse en pie y hacer frente, seguro quitaba las ganas al 95% de los que le agredian, de volver a levantar la mano a nadie.
    Y todo, ante la pasividad, no mejor dicho, aplaudido por el resto de la plaza.

    En resumen, no seré yo, quien me dirija personalmente, contra aquellos que viven y aplauden este maldito espectáculo.
    Pero se han ganado toda mi indiferencia y desprecio, si recogen un poquito de la violencia que han sembrado.

    Me gusta

    1. En muy pocas cosas difiero contigo, Chemy, por no decir en nada (lo único es que yo sí considero que un maestro que, como mínimo, se debería evaluar a ese profesor aprovechando la coyuntura, pero es un hecho menor). Sobre el resto, ¿qué te voy a decir? El “mundo taurino”, que de taurino siempre me ha parecido que tiene muy poco (aquí los que amamos a los toros somos el resto, no esta gentuza) es otro de esos rescoldos anacrónicos que se amparan en la justicia cuando les conviene, y en la libertad de expresión y de acción, en la apología de la tradición, etcétera, cuando lo hace el resto, les falta tiempo para intentar hacer ver que hay una cruzada contra ellos, en cambio.

      Paciencia, estoicismo y a seguir peleando por un cambio del modo más activo que nos sea posible a cada uno, porque le queda poca vida a este mundillo (un buen ejemplo de ello se puede rastrear en la “heterogeneidad” de ocupaciones que mantienen los criadores actualmente), pero no veas lo que está tardando en desaparecer…

      Me gusta

  5. Por cierto. Los hechos del video que denuncio, en el que se agrede a un hombre por protestar, no han sido denunciados, ni perseguidos por la justicia. No se les han dedicado ríos de tinta, ni han sido difundidos masivamente. Nadie ha salido a lamentar públicamente, estos hechos en el mundo del toro, al contrario, con sus mítines habituales en cada corrida que retransmiten, lo que hacen, es fomentarlos. Os invito, a que veáis por curiosidad, la próxima corrida de toros, que se retransmita en cualquiera de las televisiones públicas, que lo hacen. Y comprobaréis como no se privan, ni se cortan a la hora de cargar, contra animales tas, o cualquiera que opine contra su “profesion”.
    Y con ello fomentan la violencia que los más descerebrados y cafres ejercen, contra quienes nos expresamos defendiendo la vida del animal.

    Me gusta

    1. Sobre esto, es como el tema de las activistas de Anima Naturalis, que seguro que nadie ha pagado ni una mísera multa y, desde luego, tampoco es que hayan hecho mucho bombo en TV, o los acontecimientos en Tordesillas de 2015, etcétera.

      Sobre la forma de fomentar esa “violencia” hacia los antitaurinos, tristemente soy muy consciente porque he visto alguna no hace mucho (procuro no hacerlo, ya que es algo que me enferma sobremanera) y lleva siendo así toda la vida; aquí lo único que se puede hacer es buscar una igualdad de la justicia, pero hay un doble rasero siempre, pues muchos de los que ejercen el poder (político; económico) ya sabemos de qué pie calzan, ¿o no?

      ¡Gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s