Papa, quiero ser torero

Va morir a la infermeria
de la plaça a mitja tarda,
i el seu fill moria torero
ple de gloria i ple de fama,
ple de clavells a la tomba,
banderilles i estampetes,
i als balcons geranis negres…
Ai papa, el teu fill ha mort torero.

Papa, jo vull ser torero (Ho sento molt, Albert Pla, 1989)

Adrián, el niño que padece sarcoma de Ewing —una enfermedad rara que hace que las células neoplásicas se ubiquen en el hueso o en tejidos blandos— quiere ser torero. Su lucha contra el cáncer ha pasado, tristemente, a segundo plano; por delante, los taurinos han empezado a usarlo como munición y escudo con el que arremeter contra todos los antitaurinos y meterlos en el mismo saco (algo habitual).

Entre ayer y hoy, se leía: el tuit de Íker Jiménez, de Carlos Herrera, de la Policía Nacional, de Fulano de tal, en apoyo al niño al que los antitaurinos dijeron que se iba a morir por ser mala persona. 

Leí el titular, una y otra vez. No es comparable a lo que le han soltado al pobre chaval, pienso, ¿pero desinformar no es un delito también? Oye, con dos cojones. Han generalizado y han metido a todos los que de verdad amamos a los animales en el mismo saco. Parece ser que no ha sido la tal Aizpea Etxezarraga, sino que alguno más ha opinado sobre la afición del niño, y de ahí, a todo un colectivo que representa una mayoría en este país frente a la minoría que dice amar a los toros y los descuartiza después.

Esto es calcado a lo de Víctor Barrio, pensará más de uno. Con la diferencia de que aquel torero había tomado, personalmente, la decisión de torturar y asesinar animales, y este niño solo repite lo que ve. ¿Tiene Adrián la culpa de que sus padres sean taurinos? No, claro que no.

Adrián en el Festival

Sin embargo, hay dos cuestiones que me obligan a sonreír con sarcasmo. La primera, es que todo surge de una corrida de toros benéfica de la Fundación de Oncohematología Infantil: ¿a esta gente no le da vergüenza sacrificar vidas inocentes para salvar vidas inocentes? ¿No hay otras formas de conseguir sus objetivos a corto y medio plazo más allá de perpetuar una actividad minoritaria que una mayoría de españoles repudiamos? La segunda es más fuerte. Se trata de Adrián, y de desear la muerte de un niño, y del Defensor del Menor. Quizá esta figura, que ha permitido que niños de tan corta edad vean cómo se ensarta, humilla, tortura y sacrifica a animales inocentes, pueda meterse la lengua en el culo. Por lo menos, que lo intente.

¿Dónde están los medios, la Administración o el Defensor del Menor cuando se lleva a niños impresionables a celebraciones que convierten en su estandarte la falta de empatía, el maltrato animal y el dinero que solo brota de la sangre inocente? Con todos mis respetos, no tienen ni puta idea de sus propias competencias, y tampoco de lo que significan palabras como democracia o libertad de expresión, por mucho que nos joda a veces. Claro que nos fastidia que cuatro descerebrados confundan las motivaciones y los objetivos de la lucha animalista, pero más molesta el populismo y la generalización perpetua.

Yo espero que Adrián se cure. Me sumo al hashtag que proclama por todo Twitter: #AdrianTeVasACurar, y lo deseo de corazón. Y, asimismo, aspiro a que este país deje de permitir que niños de tan corta edad tengan que presenciar tortura y muerte solo por caer en una familia que no entiende que no solo importa la vida del pequeño Adrián, sino todas las vidas, y que ninguna de estas debería embrutecer la inocencia que solo los niños tienen, y que, tarde o temprano, todos nosotros les arrebatamos.


Enlaces relacionados:

8 thoughts on “Papa, quiero ser torero”

  1. Apasionada como tú de los animales, enamorada de “vive y deja vivir, y eso incluye a los animales”. Lo que dijo la “cosa” esa, por intentar definirla de alguna forma, me produjo asco y repulsa, y lo único que pensé fue, “hjdp nos has quitado toda la fuerza que habíamos ganado con tanto esfuerzo”
    Sí Javier, yo lo vi claro desde el principio, y sí, también tienes razón en que es lo que vives lo que te marca y lo que te hace ilusión, yo, como mi padre era un gran amante de los animales, quería ser veterinaria, luego he acabado un poco lejos de la profesión, pero eso es otro tema.
    ¿Qué dónde estaba el defensor del menor? ¿Dónde estaba cuando el impresentable de Francisco Rivera toreaba una vaquilla con su hija en brazos?
    Estamos en un país donde “la matanza del cerdo”, espectáculo cruel donde los haya, se considera una cosa donde las familias se reúnen, es de “germanor”….o sea, llevar a una plaza de toros a un niño, no pasa nada, porque al menos no huele la sangre y es un espectáculo muy plástico (aún recuerdo lo analfabestia que era la persona que me lo dijo, pero como quedaba bien y pijo)….y no se considera traumático….que los únicos que nos traumatizamos somos los adultos porque somos capaces de imaginar lo que sufre el animal y lo consideramos una barbarie, bueno, todos los adultos no….
    Por tanto Javier, más daño nos ha hecho la Aizpea Etxezarraga, por hacer que nos pongan a todos en el mismo monstruoso saco, que tenemos unas instituciones impresentables, eso ya lo tengo asumido.
    Gracias otra vez por tus posts….son fantásticos.

    Me gusta

  2. Como siempre, un post estupendo (y un comentario justo encima muy bueno). Cuando hay intereses de por medio, (y de manipulación para cubrir los propios con munición ajena los taurinos, como todo movimiento que se sabe en vías de extinción, sabe mucho), mezclar churras con merinas es lo normal, obteniendo casi categoría de deporte nacional en este país.
    No había leído yo las declaraciones sobre el niño, y no me voy a meter en ellas. Solo incidir en el aspecto que vulnera los derechos del niño (cualquier niño) tal y como ha dicho el informe de la UNESCO haciendo clara referencia a las deleznables tradiciones que aquí se comentan.
    Y, efectivamente, lo paradójico que resultan estas estupideces con un fin “bueno” y “ético” para lavar la cara de unos personajes como estos.

    Me gusta

    1. ¿Qué os voy a decir?

      Hay mucho de circo y de superficialidad en estas noticias: en la de la supuesta animalista, en la de ese pobre niño, en intentar dar una dimensión a la tauromaquia que hace décadas que no tiene…

      Basta con ver las noticias que se siguen repitiendo en medios digitales, en Facebook, en Twitter; lo de Adrián e incluso los festejos taurinos es una discusión que se sobredimensiona (por derecho propio) hacia nuestra relación con el entorno, con los animales, con la forma en la que nos alimentamos, con los ritos sociales (matanza del cerdo, parrilladas, barbacoas…) y con un montón de cosas más de esas en las que casi nadie quiere pensar.

      Creo que la tal Aizpea hace un flaco favor a los animalistas y a los antitaurinos, pero a menudo ocurre: no hace mucho en este mismo blog comentábamos algo similar con las corrientes fascistas que han aparecido en el animalismo, ¿verdad? Así que, si podemos sacar algo bueno de todo esto, para mí es que cuando se trata de un ser humano, mucha gente deja las diferencias a un lado y se une, y, a su vez, que se necesita una discusión real sobre todas estas cuestiones que nos afectan diariamente y que la mayoría de medios omiten: alimentación, consumo responsable, fiestas sin maltrato animal, maltrato animal, especismo…

      También sería interesante darle la vuelta a la tortilla, ¿no creéis? Porque el acoso y el desear el mal a un niño enfermo por esta “elementa” no se puede permitir, pero pasar por alto que se está haciendo lo mismo con su “agresora”, aunque sea agresora verbal, sí parece permitido y lícito. Al final, esto otro se asemeja mucho a la libertad de expresión mal entendida, o a la democracia mal entendida, donde solo somos demócratas y creemos en la libertad de expresión en la medida en la que los argumentos del otro cuadran con los nuestros, y esto tampoco es bueno.

      Le gusta a 1 persona

      1. Grandes verdades. Me voy a poner un pelín cínico y decir que, efectivamente, no se puede desear el mal a un humano de forma tan tajante porque, como bien dices, unirá a los demás homo sapiens contra ti. Así que, aunque solo sea por una cuestión de táctica política, haz del respeto a los humanos (cuando menos públicamente) una bandera también o, cuando menos, no saques a pasear la vena misántropa al hacer declaraciones. Si no, será contraproducente para la lucha de los que defienden que la empatía se ha de practicar para con todos los animales (humanos y no humanos)

        Me gusta

    1. Hola, cotoreando2016:

      Personalmente, creo que los medios pueden desinformar o llevar la información hacia otros derroteros, pero no cambiar las posiciones ideológicos. Yo, por ejemplo, me considero totalmente en contra de la tauromaquia y, por ende, de las fiestas con maltrato animal, así que la confrontación con alguien que se define como taurino está servida: porque le intentaré siempre hacer entender mi posición, y aquí no cambiaré mis ideas ni un ápice, porque para mí es maltrato, tortura, muerte y sufrimiento innecesario.

      Eso sí, en este caso concreto, creo que muchos medios hicieron una mala praxis (muy mala), y aprovecharon comentarios de cuatro “supuestos animalistas” (para mí, ser animalista significa respetar a las personas también, a todas: a las que piensan como tú y a las que no) para crear polémica entre los dos sectores.

      Si quieres leer más sobre mi opinión, también puedes visitar este enlace con mi opinión sobre el libro Tauroética de Fernando Savater: https://doblandotentaculos.wordpress.com/2015/08/25/la-mierda-de-la-tauroetica-de-savater/

      Le gusta a 1 persona

      1. Javier, gracias por tu opinión. Estamos encantados que hagas parte de nuestra comunidad. Como tú bien lo dices, cada persona tendrá una posición diferente del tema y lo interesante de este blog es observar eso, lo que cada personas tiene para decir frente al tema.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s