…y Teo volvió a casa

Desde el jueves, hemos rastreado a pie decenas y decenas de kilómetros. Creíamos, fervientemente, que alguien se lo había llevado, que algo horrible había ocurrido, que se había evaporado del planeta Tierra… Pero supongo que nunca sabremos cómo terminó nuestro gato encerrado a un par de casas de la nuestra, a unos trescientos o cuatrocientos metros, y no le oímos ni le encontramos hasta que hicimos una decena de batidas por la zona.

Teo y yo 19-03-17
Teo, posando gatunamente, y un servidor, casi tan agotado como él.

Hoy, pasó de todo; hoy, pensamos en todo. Pero, sobre todo, hoy miré qué hacía la gata, y en qué dirección miraba y miraba, y seguí ese camino. Seguro que fue casualidad, igual que la aparición de otro gato, de un gato gris que nunca habíamos visto por aquí, y que casi nos llevó hasta la puerta de una casa; una puerta que Teo arañaba y cuyo maullido reconocimos de cerca.

Quizá cayó por el tragaluz, o alguien vino a esa casa y Teo, sociable y también cotilla por naturaleza, quedó encerrado entre cuatro paredes desde el jueves. Abrí la puerta a patadas, y ahora le tengo que pagar una puerta a su propietario; y luego he sonreído, y he llorado, y he tardado varios minutos en ganarme la confianza de un gato desesperado y famélico.

Hoy, como cada noche, dormiremos todos juntos, e intentaré empezar a borrar las ojeras de mi cara. Supongo que eso es todo. Otro día lo haré bonito, y os hablaré del gato gris, y de las grandes personas que conozco y que están dispuestas a todo, incluso a mover cielo y tierra conmigo. También os hablaré de otras cosas; pero otro día. No había sido el mejor mes, y no ha sido la mejor semana, así que la siguiente… Bueno, digamos que, para la siguiente, el blog queda huérfano; nosotros nos vamos a tumbar al sol un par de días; eso sí: todos.

12 comentarios en “…y Teo volvió a casa

  1. Mary Joe Alerany

    Que bieeeeeeennnnn!!!
    No sabes lo que he pensado en vos!!!!,!
    Como me alegro..!!!
    Yo tengo un gato Tachin y le pasó lo mismo pero en la casa de,al lado..lo oyó el educador de Massimo…y tuvimos que hacer rescate..
    Pero lo mejor…la siesta con él…
    Un abrazo y disfruta!

    Le gusta a 1 persona

  2. La dueña de Canelón

    Que buen final ! Qué alegría !!!
    Algún día me gustaría que hablaras de la gente que se dedica a las colonias felinas . Vivimos constantemente la ansiedad de no ver a nuestros gatos ( ya conoces ese desazón ) .
    Hace tres días encontré a uno de mis gatos muertos . No sabemos si por atropello o por envenenamiento ( el otro alimentador se deshizo de el rápidamente porque no podía verlo allí) . En ese momento se me pasó por la cabeza una frase que había leído unos días antes. No sé porque . Quizás por que no la entendí y la estaba descubriendo en ese momento de dolor :
    “Me interesan solo las cosas que no me importan ”
    Los que vivimos luchando por estos animales sufrimos una barbaridad . Tanto que acabamos dejándolo …..

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s